Nuestra Inspiración

Nuestra inspiración: Daniel Arce Bobadilla

Música
 

 

Sonrisas
 
Deporte
 

 

Estudios
 

 

Música
Sonrisas
Deporte
Estudios

Amante de la vida, de sus sueños y un luchador incansable.

Este es el espíritu de Daniel Arce Bobadilla, joven costarricense que, tras su partida terrenal, dejó un legado de amor que hoy es Proyecto Daniel.


Daniel Arce Bobadilla nació el 2 de Diciembre de 1988. Fue el menor de tres hermanos, y se caracterizó por su carácter llevadero, extrovertido y corazón solidario.


Cursó sus estudios primarios en la Escuela Saint Joseph, donde destacó en deportes, música e incluso política estudiantil. La secundaria la realizó en el Colegio Saint Francis, cosechando ahí la mayoría de amistades, mismas que fueron su compañía y apoyo cuando fue diagnosticado a los quince años de un osteosarcoma -cáncer de hueso-.


Inicio sus estudios universitarios en Ramapo College de Nueva Jersey, donde empezó a cursar la carrera de finanzas, con el fin de que algún día por medio de sus conocimientos en el área pudiera recaudar los fondos necesarios para construir su sueño: un hospital para los adolescentes con enfermedades crónicas en Costa Rica.



Tras su diagnóstico, “Danny” fue admitido como una excepción en el Hospital Nacional de Niños de Costa Rica y es en este centro donde recibió la mayoría de su tratamiento oncológico.


En sus procesos de internamiento hospitalario, Daniel se da cuenta de la carencia de un trato diferenciado para jóvenes de su edad y con un diagnóstico similar, esta confrontación le permitió saber lo afortunado que era al haber sido admitido en este centro médico pediátrico.


Gracias al esfuerzo de sus padres, a Danny muchas de sus múltiples cirugías le fueron practicadas en centros médicos de Estados Unidos como el Hospital Shriners (Missouri), Hackensack University Medical Center (New Jersey) y el Memorial Sloan Kettering (New York).


En estos internamientos fue testigo como los cuidados especiales para los adolescentes tenían un efecto muy positivo en su calidad de vida, consolidando su visión y como meta se propuso impulsar la construcción de un hospital para adolescentes en Costa Rica.


En su estadía por el Ramapo College of New Jersey se convirtió en estudiante de honor, hasta que su enfermedad no le permitió continuar Desde el 2009 este centro universitario otorga la ¨Beca de Estudios Daniel Arce¨ a estudiantes de finanzas, amantes de la música o deportes que mantienen una actitud positiva a pesar de situaciones difíciles.


Daniel siempre se enfocó en lo que podía hacer sin pensar que fuera o no posible. Esta fue, tal vez, una de las lecciones más grandes que nos dejó ¨el hombre más feliz del mundo¨ como él se autodenominó.



siteimg

La música y el deporte fueron sus fieles compañeros, pero en especial la música, su refugio durante su enfermedad.

Amante de la vida, de sus sueños y un luchador incansable.

Este es el espíritu de Daniel Arce Bobadilla, joven costarricense que, tras su partida terrenal, dejó un legado de amor que hoy es Proyecto Daniel.


Daniel Arce Bobadilla nació el 2 de Diciembre de 1988. Fue el menor de tres hermanos, y se caracterizó por su carácter llevadero, extrovertido y corazón solidario.


Cursó sus estudios primarios en la Escuela Saint Joseph, donde destacó en deportes, música e incluso política estudiantil. La secundaria la realizó en el Colegio Saint Francis, cosechando ahí la mayoría de amistades, mismas que fueron su compañía y apoyo cuando fue diagnosticado a los quince años de un osteosarcoma -cáncer de hueso-.


Inicio sus estudios universitarios en Ramapo College de Nueva Jersey, donde empezó a cursar la carrera de finanzas, con el fin de que algún día por medio de sus conocimientos en el área pudiera recaudar los fondos necesarios para construir su sueño: un hospital para los adolescentes con enfermedades crónicas en Costa Rica.



Tras su diagnóstico, “Danny” fue admitido como una excepción en el Hospital Nacional de Niños de Costa Rica y es en este centro donde recibió la mayoría de su tratamiento oncológico.


En sus procesos de internamiento hospitalario, Daniel se da cuenta de la carencia de un trato diferenciado para jóvenes de su edad y con un diagnóstico similar, esta confrontación le permitió saber lo afortunado que era al haber sido admitido en este centro médico pediátrico.


Gracias al esfuerzo de sus padres, a Danny muchas de sus múltiples cirugías le fueron practicadas en centros médicos de Estados Unidos como el Hospital Shriners (Missouri), Hackensack University Medical Center (New Jersey) y el Memorial Sloan Kettering (New York).


En estos internamientos fue testigo como los cuidados especiales para los adolescentes tenían un efecto muy positivo en su calidad de vida, consolidando su visión y como meta se propuso impulsar la construcción de un hospital para adolescentes en Costa Rica.


En su estadía por el Ramapo College of New Jersey se convirtió en estudiante de honor, hasta que su enfermedad no le permitió continuar Desde el 2009 este centro universitario otorga la ¨Beca de Estudios Daniel Arce¨ a estudiantes de finanzas, amantes de la música o deportes que mantienen una actitud positiva a pesar de situaciones difíciles.


Daniel siempre se enfocó en lo que podía hacer sin pensar que fuera o no posible. Esta fue, tal vez, una de las lecciones más grandes que nos dejó ¨el hombre más feliz del mundo¨ como él se autodenominó.



La música y el deporte fueron sus fieles compañeros, pero en especial la música, su refugio durante su enfermedad.