“Sobreviví al cáncer gracias a mi hija”

Blog


Hola mi nombre es Arick, cuando tenía 25 años me descubrieron un tumor maligno en mi abdomen, todo empezó con dolores muy fuertes, recuerdo que en mi biopsia las células cancerígenas salieron en 5000 cuando tenían que estar en 0.

En total fueron 5 meses de quimioterapia en los que perdí mi cabello, mis pestañas y cejas; estuve casi 20 kg por debajo de mi peso ideal, me vi muy afectado emocionalmente, las personas me miraban de una manera extraña yo llegué a sentir que les daba lastima, en un momento decidí no salir más de mi casa para no exponerme a esa situación.

Se me olvidaba contarles algo muy importante, en el 2014 un año antes de mi diagnostico nació la persona que me cambio la vida, su nombre es Any. Me costó, pero con el tiempo entendí que Dios todo lo hace perfecto… entendí que él me dio la bendición de ser papá para poder tener alguien por quien luchar y salir adelante en todo mi proceso de enfermedad.

El primer año de vida de mi hija para mí fue muy difícil, yo estaba con quimioterapia así que solo pasaba durmiendo me encontraba muy débil, no me daban las fuerzas para abrazarla y algunos días ni para verla por videollamada; pero en el fondo yo sabía que todo era pasajero y tenía bien claro que mi hija nació para rescatar mi vida y que no podía defraudarla.

Una de las tantas noches de angustia y llanto, oré a Dios y le pedí su ayuda para salir adelante, mi miedo no era morir, mi miedo era no poder ser el papá que mi hija merecía… y de la mano de Dios fue como poco a poco empecé a ver la vida de una forma diferente, siendo más positivo, pensando en todo mi futuro con mi hija, recuerdo ver ángeles naranja (voluntarios) llegar a los cuartos de Proyecto Daniel en el Hospital San Juan de Dios donde jugamos y reímos a más no poder. ¡El tiempo de hospital pasó de ir muy lento a ir muy rápido! Cuando me di cuenta mi proceso había concluido.

Mi hija ahora tiene 6 años, la he visto crecer, la puedo abrazar y llenarla del amor más puro que tengo.

A todos aquellos papás que sus hijos (as) están viviendo un proceso de cáncer, lo que les puedo decir es que no los abandonen, así como yo necesite a mi hija para ver la vida de una forma diferente, ellos los necesitan a ustedes papás para salir adelante.

Arick Madrigal Meza