GRACIAS PROYECTO DANIEL

Blog



Hoy solo podemos decir gracias. Gracias Proyecto Daniel por permitirnos ver a través de los ojos de cada joven que hemos conocido a lo largo de estos diez años el sueño de Daniel nacer, crecer y consolidarse cada día más.

Gracias Proyecto Daniel porque en cada abrazo de nuestros chicos sentimos de alguna forma los abrazos de Danny.

Gracias Proyecto Daniel porque nuestra familia, la Arce Bobadilla, se multiplicó de una forma inimaginable, recibiendo de todos los que hoy somos Proyecto Daniel los abrazos más sinceros, los agradecimientos más genuinos. Porque Proyecto Daniel son muchas palabras hechas verbos: solidaridad, gratitud, constancia, hermandad, unión y sobretodo amor.

Gracias Proyecto Daniel porque a doce años de la partida de Danny hemos aprendido lecciones infinitas que nos llevan a comprender como su vida tenía un propósito que hoy reconocemos y honramos a través esta noble familia naranja.

Somos sueños hechos realidad, somos abrazos que se transforman en esperanza, somos luz que ilumina el camino de cada adolescente que lucha contra el cáncer. Somos una cadena de solidaridad y amor que cambia vidas desde hace 10 años.

Proyecto Daniel son ustedes jóvenes luchadores, porque dan sentido a nuestro caminar y nos guían todos los días en el mayor anhelo de ayudarlos en el proceso que enfrentan.

Gracias porque ustedes son nuestros maestros, porque con ustedes todo vale la pena, porque verlos sonreír, levantarse tras cada caída y emprender de nuevo la lucha nos confirma que todo vale la pena, que en Proyecto Daniel no hay esfuerzo pequeño o grande, porque todo suma a sus vidas y a las nuestras. Gracias por enseñarnos a vivir un día a la vez.

Agradecemos a Dios por permitirnos llegar al día de hoy, por la realización de 7 campamentos Aventura de Amigos, 6 ediciones de Conectando Sonrisas, 6 simposios Educando con el corazón, 5 Cenas de Gala, 7 encuentros de padres de ángeles naranja, 10 fiestas de Navidad, 6 celebraciones oficiales del Día de Proyecto Daniel y muchas actividades más.

Esta es la familia de más de 1500 adolescentes que han sido beneficiados por Proyecto Daniel. La generosidad y solidaridad nos ha acompañado siempre, somos muy conscientes que nada hubiese sido posible, ni lo sería, sin el apoyo de tantas personas, organizaciones y empresas que apostaron por el sueño de Danny y decidieron unirse a nosotros.

Somos una familia naranja en constante aprendizaje, con una Junta Directiva comprometida, con un equipo de trabajo, tan apasionado como Danny; con un ejército de 60 voluntarios que potencian nuestra labor; con colaboradores que aman el ideal de Proyecto Daniel; con empresas que creen en lo que hacemos; con familias que nos confían a sus hijos. Con aliados en comunicación que posicionan nuestro nombre, con instituciones del estado que avalan los objetivos con que nacimos y llegamos a esta primera década, pero sobretodo somos el hogar de cada joven al que abrazamos con amor y con el mayor de los deseos de que, en su proceso se reencuentre con la grandeza su corazón y reconozca que ninguna circunstancia define quien es.

Somos unos padres orgullosos y agradecidos, gracias a cada corazón naranja que nos recuerda todos los días que Danny sigue acá, aunque no lo veamos, que él vive a través de Proyecto Daniel.
Por cada batalla ganada, por cada pelea perdida, por aquellos que aún continúan luchando, por todos ellos somos Proyecto Daniel.

¡Gracias Danny, vivimos tu sueño y lo hicimos realidad!