II Desafío Naranja: campamento para voluntarios de Proyecto Daniel

Blog

Gracias a la colaboración de Fundación Mapfre, el 26 y 27 de octubre el Campamento San Fernando se convirtió en la casa de una delegación de la familia naranja para vivir dos días de comunión y aventura.
Los voluntarios son la columna vertebral de Proyecto Daniel y es por esta razón que nace este espacio, que busca integrar a todos los equipos de voluntariado en uno solo, alrededor de un color que es sinónimo de amor, solidaridad y hace sonreír.
Iniciamos la aventura con un delicioso desayuno, que fue la antesala de las actividades grupales que invitaron a nuestros voluntarios a trabajar en equipo, desarrollar destrezas y habilidades y ser empático y considerados con sus compañeros, ante cualquier circunstancia.
La tarde del sábado brindo a los asistentes la oportunidad de disfrutar de juegos de mesa, diálogos grupales, un buen café y aprender sobre el autocuidado como voluntario, espacio dirigido por el Dr. Marco Williams, fiel colaborador de Proyecto Daniel.
Durante la noche se realizó la ceremonia de las velas, acto que permitió a los voluntarios recordar, honrar el legado y las enseñanzas que tantos jóvenes han dejado en la vida de la familia naranja y compartir con sus compañeros significativos mensajes sobre como algunos de ellos impactaron sus vidas.
El domingo se realizó un rally, caracterizado por la unión de todo el grupo, la aventura extrema y sobretodo barro. Finalizamos nuestro II Campamento con la entrega de la nueva edición de camisas a nuestros voluntarios, con el agradecimiento a cada uno de ellos, por entregar parte de su vida al servicio de Proyecto Daniel, por dar alma, vida y corazón para hacer sonreír.
“No hay nada más fuerte en el mundo que el corazón de un voluntario”; James H. Doolitle.