160 personas participaron de la VI Edición del Simposio “Educando con el corazón”

Blog

0
0
0
s2smodern
El pasado 7 de agosto, 160 personas nos acompañaron en la VI Edición del Simposio “Educando con el corazón” iniciativa que desarrollamos en Proyecto Daniel desde el 2014 y que responde a nuestro pilar educativo.

Esta actividad busca generar una conciencia de cambio entre distintos actores sociales –salud y educación- con el fin de que, ante la sospecha de presencia de cáncer en un joven, este reciba atención médica oportuna y un trato asertivo e inclusivo en su casa de estudios durante el proceso de tratamiento.

Para Proyecto Daniel es muy importante que esta población sea triunfadora, que salga adelante y haga frente a su enfermedad con una actitud positiva y sin duda la educación juega un papel importante, Trabajamos para ser propulsores de una transformación que hoy ha sacado al adolecente diagnosticado con cáncer del anonimato y donde no sea el sistema o la sociedad que lo limite o excluya y es por estas razones que nace el simposio.

Puntarenas fue la casa este año y recibimos a funcionarios del Ministerio de Educación Pública –MEP- dentro de los que destacaron educadores y personal administrativo de escuelas y colegios de la zona; así como a funcionarios de la Caja Costarricense de Seguro Social –CCSS- y del gobierno local.

Durante la jornada, los participantes contaron con la oportunidad de escuchar las ponencias de expertos en temas relacionados con el cáncer en adolescentes como generalidades de la enfermedad, detención temprana y tratamientos, el impacto emocional que causa en el joven, los derechos desde el punto de vista legal, las herramientas psicopedagógicas que pueden emplear los educadores y protocolos de los centros educativos.

La actividad cerró con la emotiva participación de dos sobrevivientes de cáncer que forman parte de Proyecto Daniel quienes compartieron su testimonio y de dos valientes mamás que contaron su vivencia a partir de la experiencia de sus hijos.

Proyecto Daniel agradece a Fundación Mapfre por hacer posible esta actividad tan importante, por ser parte de nuestra familia desde hace 6 años, creer en el sueño de Daniel, adoptarlo como el suyo e impregnar de sangre naranja a cada uno de sus colaboradores.

Extendemos nuestra gratitud también a Universidad de Costa Rica, CCSS, al MEP y Club de Leones por su colaboración.